martes, 1 de marzo de 2016

HOY HABLARÉ DE LOS MALENTENDIDOS...

...Porque hay muchas cosas que se malentienden.

No es lo mismo sentirse solo, que estar solo. Sentirse solo duele mucho más que cuando se está solo. Uno puede tener amigos, puedes hacer mil cosas por los amigos, puedes estar rodeado de ellos.
Pero en ese momento en que esos amigos, te ignoran, te infravaloran o no te corresponden de igualmanera, te sentirás sólo aún estando en compañía.

Haz la prueba. Apoya alguien, acude a sus encuentros, valora sus fotos, sus actos... Y cuando veas que esa persona te oculta, te sentirás solo. Cuando veas que esa persona exalta a los demás amigos, y en sus labios calla tu nombre, te sentirás solo. Cuando te des cuenta de que esa persona, se posiciona mil niveles sobre ti, alejando su estatus del tuyo, te sentirás solo.

Se equivocó la paloma en su momento.
En lo alto de una parra tu estarás, y yo a la orilla del mar.

Hablaré ahora de los que malentienden.
por que hay muchas personas que malentienden.

Que escuchan a los malhablantes, que beben sus palabras como elixir de vida, quedando ciegos voluntariamente ante tus acciones. ¿Qué sabe nadie? decía la canción y qué sabrá aquel cuya realidad es la que él se imagina. Y sin embargo a este se le hace caso, porque regala del barato alcohol veneno, con una etiqueta de bonita vida.

Adulterar acciones, transformar palabras, ver visiones en un cuarto vacío. Confundir abrazos, con sexo. Los besos, con lengua. La sonrisa, con la baba. Los chistes, con verdades. Las palabras, con puñales. Y no hay peor que mal entienda que aquel que cambia los hechos, como lo hace un loco. ¿Qué sabe nadie? ¿Qué tiene que ir diciendo de mi?. Que ser feliz, no es ser bobo.

Cuanto haces por la gente, y resulta que ellos se encuentran solos.
Que poco hacen ellos, y resulta que cuando se encuentran solos, te llaman pronto.

Mil veces solo, que acompañado prefiero mal.