domingo, 31 de julio de 2016

NO SÉ SI SERÁ EL CALOR O LA LLAMADA CRISIS DE..

... los 30, pero estos últimos meses estoy teniendo una serie de encuentros conmigo mismo en los que analizándome y analizando mi entorno he descubierto una serie de factores, procesos y sentimientos entremezclados, dentro de mi mismo, como una pelota de plastelina que necesito limpiar y diseccionar.

Me falta muy poco para cumplir la media vida, y lo cierto es que a día de hoy me siento como si tras todo lo que he intentado y trabajado no hubiera valido para algo. Siempre he luchado por mi supervivencia de la forma más honrada posible, me he comportado con mis amigos como un buen amigo y he hecho todo lo que tenia que hacer ¿De que se supone que me ha servido?. A día de hoy, si tuviera que hacer la psicostasía ¿Qué tendría en mis manos para exigir recompensa?. 

Luché toda mi juventud por sacarme el graduado, y cuando lo conseguí tuve que celebrarlo solo. Luché por cumplir mi sueño de sacarme el bachiller y acabó con una gran traición. Luché por conseguir el título en la profesión que amaba y fue como si a nadie le importara. Ahora vuelvo a enfrentarme al reto de volver a estudiar un sueño: quiero entrar en la universidad para estudiar Antropología y ahí esta el temor de abrir de nuevo la puerta de un camino, que es más largo, arduo y difícil que los anteriores ¿Servirá de algo tanto esfuerzo?. Siempre he querido aprender, solían hablar de mi gran imaginación, pero en las notas pasar del 7 era complicado. He descubierto que mi problema radica en que quiero ir a la escuela para aprender, no para ganar dinero.

Soy una persona rara, no necesito que me lo digan, me basta con mirar mi reacción y la del entorno ante una situación para saberlo. He vivido toda mi vida según mis convicciones: Si una moda no me gustaba, no la seguía; Si alguien no me caía bien, no me juntaba con esa persona; Si algo estaba mal, no lo hacia. No diré que soy un santo, puesto que alguna vez me he manchado. Pero es como si hubiera una norma social, una norma clave y fundamental, que rigiera toda la sociedad, de la cual no me hubiera enterado, y que daría explicación a todo eso que no logro comprender de mi entorno. Por lo visto soy una persona horrible, o así al menos me siento, por ser honrado, sincero, inteligente, bienintencionado ¿Quien es capaz de querer a alguien así? Tan sólo una persona con mucho estómago.

No he tenido una vida fácil, aunque sí una infancia feliz. Echo en falta esa sensación. Todavía me acuerdo de ese momento que tuve hará un año, en la que tuve que sentarme en un columpio a almorzar ya que los bancos del parquecito estaban manchados. Que extraño fue aquello. Sentarme en aquel siento móvil fue como si me hubiera puesto sombreros en lugar de zapatos. Me acordé, transportándome a ese instante, hará más de diez años, de que jugaba columpiándome a gran altura y velocidad, hacia delante y hacia atrás, intentando cada vez llegar más alto. Y llegado un punto, liberarme, y por unos instantes era pájaro y aterrizaba sin mayor contratiempo en el suelo. Y luego volver a columpiarme de nuevo. Cuando terminé de almorzar, tuve ganas de volver a columpiarme, pero tenia sombreros por zapatos.

No soy una persona de quejarme, soy de aceptar o contractuar. No sé pedir dinero, sé trabajar para ganármelo. La manipulación de las personas me es una labor imposible, no sé hacerlo. Sé explicarme debidamente, pero eso no gusta. Cuanto envidio a aquellas personas que saben sonreír mientras afilan el puñal que saben en que zona de la espalda van a clavar; A esas cabezas de chorlito, que con su incompetencia provocan el caos, y quedan impunes gracias al alegato de sus morritos y ojitos lagrimosos, que a la vuelta de la esquina cambian sin esfuerzo por su cara de siempre. Cuantas veces me habrá pasado que al advertir de una tragedia de forma seria, he sido la primera victima... Ni yo comprendo al mundo, ni el mundo me comprende a mi. Y como el mundo es mi entorno, el que pierde, pierde, pierde, pierde, se queda sin nada. Yo.

Gran ejemplo del de Icaro, que se las ingenió para salir volando de su prisionera torre sin más combustible que el de su sueño de libertad. Todos sabemos como acaba. 
Que cansalma es la frasecita de: «sigue tus sueños». Qué fácil lo pintan todo. Que pronto se acaba la sesión de asesoramiento cuando respondo: No tengo dinero. Algunos alegan entonces, tirando de la ley de compensación (la cual dice que no puede haber algo bueno sin algo malo antes), que busque un trabajo para conseguir dinero, y entonces respondo: Llevo 5 años buscando trabajo sin éxito, puesto que cada vez los estandares de admisión para el puesto son más complicados y absurdos. -¿Pero has echado CV en tal sitio?-.-Sí-.¿Y en este otro sitio?-.-Sí-.-¿Y has probado en X sitio?-.-Sí-.-¿Y en...?-.-Sí-.-Quizás deberías probar a echarlo en esta empresa-.-¡Oh cielos no se me había ocurrido echar curriculum en esa empresa tan famosa y que tanto se anuncia por televisión de que contratan multitud de gente!. Sí, lo hice-.-Bueno deberías probar a echarlo en algo que no es lo tuyo-.-Ya lo hice-.-¡Sigue tus sueños!- Y es entonces cuando se levanta de su puesto de trabajo de por vida asegurado, y hace tiempo hasta que decides irte.

Soy creyente. No sé si por tradición, por condición humana, por romanticismo, por revelación o por necesidad de amparo. Pero a día de hoy sé que si Dios no me ayuda, nadie lo hará.

Fe, Caridad... 
Me falta algo.

lunes, 18 de julio de 2016

VIAJES MÁGICOS...

...A través de Cercanías Renfe.

Ya de por si viajar en Tren es todo un desafío, se que parada es mi destino, pero ¿Que tren he de coger? ¿En que anden se toma? ¿Es ese mi tren? ¿Por que un cartel electrónico y arcaico es quien ha de informar de todo?... Son muchas las preguntas y muchos los líos que ocurren cuando uno ha de viajar en Cercanias. Pero actualmente he dado con uno que para mi es el misterio mayor y es el de ¿Por que he de pagar por una zona por la que ya he pagado?.

Os cuento, yo tengo el Abono A, el cual me cubre toda la zona A de la red de transporte de Madrid, con él en teoría puedo moverme libremente en transporte público por toda la zona A, si quisiera viajar a una zona más externa (B1, B2, B3, C...etc) tendría que pagar por esa zona evidentemente.



El caso es que quería ir hasta Alcalá de Henares, que esta en la zona B3, para lo cual saqué un billete hasta esa zona, pero claro ya tengo pagada la zona A por lo cual quería que esa zona se me descontase por lo que fui a la taquilla y lo pedí así. Pero el taquillero me dijo que eso no podía ser, y que aunque yo tuviera el Abono A tenia que pagar las 4 zonas y que si quería ese descuento, tenia que bajarme en Vicalvaro y (literalmente me dijo) que tenia que ir andando o cogerme un taxi hasta la estación de Coslada y allí coger otro billete. Claro está que puse una reclamación, y para mi posterior sorpresa descubrí que en las maquinas expendedoras de billetes no hay una opción mi medio siquiera de «validación de la tarjeta de Abono transporte» Osea que si no hubiese personal en la estación ¿Cómo valido mi Abono al pagar?.

Así que me fui a la ultima parada de la zona A dirección hacia Alcala de Henares, Vicalvaro. Alli volví a pedir un billete hasta Alcalá y volvieron a contarme las 4 zonas, es decir que si quisiera ir de Vicalvaro a Vicalvaro ¿tendría que pagar una zona o como?. Llegaba tarde, así que pague los 2.40€ del billete. La vuelta a Madrid la hice en bus y tampoco había descuento por Abono A y tuve que pagar esta vez 3.60€.

Esa misma semana tuve que ir también a Valdemoro, situado en la misma franja B3 y tuve que pagar por ir en tren 3.60€, cuando le pregunté al taquillero por ese precio me respondió que hay una zona, llamada 0, y que esa zona también cuenta, así que en lugar de 4 zonas, son 5 zonas. Y efectivamente en el interior del plano de Cercanias hay una extraña zona central con un 0 denominándola. En ese momento mi cabeza implosionó.


¿Qué coño es eso de la zona 0? ¿Cuando al ir en autobús atravesando Nuevos Ministerios he tenido que pagar esa extraña zona 0? ¿Qué pitorreo es este? ¿Cuantas veces se ha de pagar por algo por lo que ya se he pagado?

Ya bastante abusivo es el precio del Abono Transporte (Cuando yo tenia 15 años era 20€ el joven, 30€ el adulto) como para que encima te estén añadiendo recargos. Lo peor es que solamente yo protesto. Ojala supiera hacer Change.org's.

♪ Al compás del chaca-chá, del chacachá del tren...♫