viernes, 3 de febrero de 2017

HOY OS VOY A MOSTRAR, LO QUE PARA MI ES...

...Un claro ejemplo de machismo.

Dos imágenes de niños disfrazados con vestidos de mujer:

Este en esta, el niño es un héroe por disfrazarse así.

En cambio, en esta la niña es inmoral por disfrazarse así

Según parece está «sexualizada». Va provocando.

Quizá es por que soy asexual pero no encuentro esa provocación lujuriosa de perversión en la foto de la niña: no veo ningún gesto obsceno o algún órgano sexual insinuado. Quizá sea también por que no soy un pederasta, y en la imagen solo veo a una niña disfrazada de mujer glamurosa adulta sin más.

Cuantas polémicas se han desatado por lo que se pone o se deja de poner una mujer.

Lo mejor es que la denuncia viene de una asociación de mujeres, y que a esta niña que la faltan muchos años para ser mujer, la han llamado PUTA a nivel nacional y regional, por disfrazarse, seguramente, como ella quiere. Me pregunto si la niña sabrá que significa ese calificativo y si será su apodo, o el de su familia, a partir de ahora en la vecindad.

El carnaval es una fiesta cuyo simbolismo es la transformación: los viejos se visten de niños, los niños de mayores, los hombres de mujer, los corrientes de superheroes, los serios y estirados de payasitos...etc. Es la fiesta del surrealismo y la caricatura.

Acaba de iniciarse la era de la censura de lo que uno se puede o no disfrazar, de lo que es correcto. Entendería las quejas si la niña llevase pezoneras, o un tanga, o estuviera desnuda, o si portase un dildo, pero lo cierto es que el niño de arriba enseña más y pone más morritos que la niña de abajo y sin embargo él es un héroe.

Como nota final os contaré que en Turquia se censuraron los capítulos de Heidi en los que la protagonista sale corriendo en camisón por las praderas. Debido a su provocación sexual. Me pregunto cuando llegará el escándalo por enseñar un tobillo.

«La maldad muchas veces no está en las cosas, si no en los ojos que lo ven».

No hay comentarios:

Publicar un comentario