sábado, 26 de octubre de 2013

AYER FUE UN DÍA DE REENCUENTROS:

Primero, al ir a acompañar a mi hermana a ver una tienda, en un alto que hicimos para que ella fuera a hacer pis en el baño de un burguer (vejiga de embarazada) vi apoyada en la caja del establecimiento a la que fue mi antigua encargada de tienda. Ella estaba cambiando dinero (se ve que eso de trapichear es lo suyo) y no pude evitar acordarme de todas las putadas que me hizo padecer tipo:
-Librar yo el sábado, y a ultima hora del viernes, cuando estoy recogiendo para salir, decirme que en vez de librar el sábado libraba el lunes, así que mañana tendría que venir ¿Adivinar quien libró el sábado?.
-Decirme que en media hora debía: desempacar las tres cajas de mercancía, colocar las cosas que venían en las cajas, barrer toda la tienda, ordenarla y organizar el almacén, o si no no me iba a casa.
-Ser una inepta total pasándose todo el día hablando por teléfono y decir que soy yo el que lo hacia (cuando solo utilice el teléfono por motivos personales el día de mi cumple para preguntarle a mi hermano si iba a querer unas cucharillas que vendíamos).
-Ser una inepta total y cuando tengo que ir detrás de un cliente por que ha olvidado el tiquet, no cobrar a la señora que dije que cobrase, con lo cual la caja descuadra y tener que ser yo quien pague ese desnivel.
-Y mas cosas...
Lo mejor fue cuando dio la casualidad que en la siguiente tienda que entramos estaba ella de dependienta. No pude evitar despedirme con un ¡ADIOS!. Me da a mi que el lunes la voy a volver a ver, cuando de "casualidad" vuelva a su tienda, por que me quede con ganas de decirla cuatro cosas.
image

El siguiente reencuentro fue cuando andando por Gran Vía me cruzo con 3 amigos, 2 de los cuales hacia años (6 o mas) que no veía.
Luego ir a la discoteca LP que hacia muchísimo tiempo que no pisaba en la cual volví a ver gente que también hacia muchísimo tiempo que no veía.
image

No hay comentarios:

Publicar un comentario