sábado, 11 de enero de 2014

LLEVO UN TIEMPO BASTANTE DEPRE, POR VARIOS MOTIVOS ENTRE ELLOS: LA AMISTAD.

Y es que en un mundo donde los de mi edad y futuras generaciones son "Gandia Shore" o "Chulos, Putas y Viceversa" lo cierto es que me siento bastante solo. Y no es que la soledad sea algo que me de miedo, estoy acostumbrado a ella, pero por un lado el hombre es un animal social y por otro aburre. A uno le apetece ver películas en compañía, intercambiar opiniones, que le hagan fotos, que le arrasquen la espalda... etc. Siempre que me preguntan "¿No quedas con tus amigos?" respondo que no tengo amigos afines, con los que me apetezca estar.
Me considero una persona rara, es lo que tiene ser bohemio, que no siempre se encaja. Le tachan a uno de raro sin tratar de comprender o conocer. El otro día estando en el Zara con las dos amigas que son de toda la vida al probarme un abrigo bonito pero de calle ("casual" como se dice ahora) me dijeron que no me pegaba, que era demasiado elegante para mí, como si yo fuera un mendigo que tuviera que ir vestido de pordiosero cuando soy gusto clásico pero alegre, como si por ser de izquierdas, vestir con pantalones anchos en mi juventud, dedicarme al arte y demás cosas, fuera un perroflauta. Esta semana he comprendido que estos llamados "amigos de barrio" en realidad no son mis amigos, por que ni quedamos, ni cuentan conmigo para los grandes eventos, ni tenemos los mismos gustos. Solo quedamos de vez en cuando y nos lo pasamos medianamente bien. De hecho al parecer ya casi ni me hablan por que no tengo "Whatsup" (o como se quiera escribir) lo cual me parece lo mas triste de lo triste, no cuentan conmigo por no tener "Whatsup".
Siempre he pensado que la amistad es algo muy importante y muy valioso. Siempre he cuidado y mucho de mis amistades, me he preocupado por ellos y les he ofrecido ayuda cuando he podido (tal es mi carácter). Todo ello gracias al que fue (y es) mi mejor amigo Jose Alejandro M. M. con el que aprendí lo que significa de verdad la amistad: una plena y absoluta confianza que aporta una maravillosa tranquilidad. Algo así como el Sol, que se marcha por el ocaso y se le hecha en falta, pero que sabes que al día siguiente volverá a estar ahi para alumbrarte. Pero actualmente no pienso igual de los amigos, ya que he comprendido que la gente es muy convenida, muy mediocre y muy dejada. En seguida se dice "A ver si quedamos" y en realidad no se queda, ni se hace esfuerzo por quedar <-ese es el verdadero problema. Pero cuando se aproxima una fecha señalada (cumpleaños, inauguración de su local, necesidad de votos en un concurso...etc.) poco se tarda en llamar a los "amigos".
Amigos... me mosquea mucho esa palabra. Soy muy quisquilloso con el significado de las palabras y en seguida a todo se le llama "amigo". Según el FB tengo 99 amigos, ya digo yo que eso es mentira, tengo muchos menos. Y no puedo llamar amigo a una persona interesada y convenida con la que me llevo bien, que a mi amigo Jose que tanto hizo y demostró por mí. Habría que buscar una palabra para definir a aquellas personas a las cuales se conoce, te lo pasas bien con ellas, sabes algo de ellas, pero no hay afinidad. Estarían entre el verdadero amigo y el conocido.
Otra cosa que me molesta mucho, es cuando la gente dice "no tengo amigos", cuando tiene gente que se preocupa por el, que le llama por teléfono y le invita a salir, que le hacen regalos sorpresa, con la que se va de viaje... Yo hace mas de un año que no salgo de fiesta,  no tengo a alguien que me diga ¡Vamonos de marcha!/¡Vente a ver una peli en casa!. Eso me molesta mucho ya digo, por que me parece una gran ofensa a la amistad que ellos no saben valorar. Lo que no tienen y echan en falta es un grupo homogéneo del estilo que pretende transmitir como si se tratase de un grupo musical.
Cuando era más joven no entendía como había gente que solo  le preocupaba su pareja ignorando a los amigos, y ahora que me doy cuenta de que lo que en realidad pasa: que los amigos en realidad no son tan amigos y que no se puede contar con ellos. Ahora, tampoco entiendo a la gente que enseguida llama a cualquier cosa "pareja".

En definitiva me siento solo, pero mejor solo que mal acompañado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario