martes, 11 de marzo de 2014

LOS QUE ME CONOCEN SABEN...

...que tengo problemas para dormir. Así que cuando a las 10:00 empezó a sonar la alarma que bien-intencionadamente puse para levantarme temprano, decidí regodearme un poco más en el calorcito de la cama puesto que me había acostado tarde sin yo desearlo. Me gustaría acostumbrarme a levantarme temprano para aprovechar mejor el día. Madrugar, aunque os resulte raro, me pone de buen humor.

El caso es que tras "prolongar" el despertador, a los 5 minutos o así, recibí una llamada desde un número que no tenia guardado en la agenda. Me extraño muchísimo. Pensé incluso que sería un conocido con el que estoy distanciado actualmente pero aun así me resultó muy raro. Conteste a la llamada y resultó ser una mujer, que preguntaba por mi en nombre del Colegio de Interioristas de Madrid. (Para los que no lo sepan estuve apuntado y ultra-decepcionadísimo con dicha entidad y tras gastarme casi 400€ en tasas de ese colegio decidí darme de baja en febrero para evitar que me siguieran exprimiendo a cambio de inutilidad).
Ya pensé que me iban a reclamar algún pago por darme de baja o algo así, cuando la mujer del otro lado me explicó que la llamada se debía a que se estaba produciendo un cambio en la dirección de dicho colegio, admitiendo que actualmente es totalmente desastroso y que iban a organizar una asamblea con todos los colegiados para dar a conocer opiniones y sugerencias nuestras y explicarnos los nuevos cambios. Me quedé sorprendido, parece ser que esta oleada ética y purificadora que se está creando actualmente para barrer la corrupción en nuestro sistema ha llegado hasta al mismísimo Coddim, lo cual me ha alegrado enormemente, pero como la dije -yo ya estoy dado de baja del colegio-. Y me explicó que no importaba, que de todas formas asistiera para ver si podía aportar algo. Recibir esta llamada sin haber salido de la cama, le levanta el ánimo a uno y ha conseguido que de un tirón me levante sin demora del lecho y haya podido aprovechar el día, puesto que tenia varias tareas planeadas.

La primera de ellas era ingresar dinero en el banco: para poder pagar la siguiente tarea con la tarjeta; para estar más tranquilo frente a próximas facturas; Y para quitarme de una vez las monedas almacenadas en la hucha transfiriéndolas al dígito a mi cuenta.

La segunda tarea, ha sido fotocopiar y encuadernar el mecanoescrito de una obra literaria que llevo tiempo queriendo publicar (Y que ayer noche terminé de revisar y de imprimir).

La tercera, ha sido llevarla a registrar. Lo gracioso ha sido cuando al ir a pagar las tasas con la tarjeta, se me había olvidado esta en casa y tuve que hacer el trajín de abonarlo en un banco y volver a llevar el recibo a la oficina. (En 2 meses me dirán si mi obra es inédita y por lo tanto quedará totalmente registrada).

Acabadas ya mis tareas, he ido a dar una vuelta con mi hermana y su hija que esta a punto de hacer el mes, almorzando en el MacDonals, disfrutando del buen sol que hacia. Ha sido un día maravilloso y eso que solo ha sido la mitad del día. La otra mitad he ido a la autoescuela (la semana que viene me examino del teórico y a día de hoy solo me faltan por hacer 10 preguntas de test) y mientras hacia test me han pedido figurar de fondo para un anuncio que van a rodar.

Al llegar a casa me he dado cuenta de que gracias a la Diosa que he abandonado la dejadez estética, por que he estado afeitado y bien vestido el día de hoy, por que suele pasar que te hacen fotos cuando peores pintas llevas. Justamente ayer decidí dar el paso y pasarme a usar camisa diariamente como prenda interior. (Es decir, ahora ya no usaré tanto las camisetas interiores, sobre las cuales me ponía un jersey, una camiseta o una camisa). Además, también me compré un nuevo llavero para sustituir al actual que llevo desde los 14 años que era de la provincia de Córdoba, con una cruz en relieve y el fondo verde brillante (por esto ultimo lo escogí de entre los que tenia mi padre). El de ahora tiene un dibujo chulisimo de un buho, que me da muy buen rollito. También me compré un sujeta bolsos plegable. Pequeño arrebato consumista para hacer la vida más bella.

Foto de mi nuevo colgador y llavero :)

Y es que el día de hoy ha sido estupendo, pero espero que sea más mediocre que el de mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario