miércoles, 14 de enero de 2015

SORPRENDENTE MI SOBRINA DE 11 MESES...

... y las aventuras que realiza por mi casa desplazándose como si fuera spiderman: primero proyecta su mano hasta asegurarse en un punto y luego adherida en ese punto recorre cierta distancia, tras lo cual vuelve a empezar. Esto hace por ejemplo que camine por la casa apoyándose en las paredes y en el canto de los muebles. 

Una de sus aventuras preferidas es la de ir hacia mi cuarto para recoger calcetines limpios de un cesto que tengo. Primero coge uno, se lo pasa a la mano vacía, y luego coge otro con la misma mano. Luego se dirige a duras penas hacia la cocina en donde se encuentra la lavadora, la cual procura de abrir para observar el interior de esta.

También suele ofrecerme cualquier objeto que se encuentre, incluidos las minúsculas porquerías del suelo. El otro día, sobre mi cama, empezamos a jugar con los calcetines que había cogido del cesto, y de alguna manera relacionó dicho objeto con el textil que le cubría el pie el cual se arranco y me lo ofreció también. Lo malo de esto es que se entra en un ciclo, en el cual ella me da una cosa, yo la recibo, la vuelvo a depositar en el sitio, y ella vuelve a cogerla para otorgármela.

También hace ruiditos imitadores, como uno que hace sacando repetidas veces la lengua, y otro que que realiza cuando se enfada a modo de gruñido tipo -¡Hogh!-. Sabe decir «Pahpah», «olah», y una especie de ruido tipo risa de Nelson. También balbuceos varios con una sola silaba como si mantuviera una conversación. Cuando quiere decir algo relacionado con la caca, hace un ruido gutural con la «G».

Y es que cuando tenia seis meses, estando ella en los grupos de conversación de los mayores, nos veía a todos pronunciando ruidos y ella, no iba a ser menos.

Luego está la otra parte, en la que no deja dormir a nadie y todos rezamos por que la niña duerma para tener un tiempo de paz. Es agotador y esperemos que compense.




No hay comentarios:

Publicar un comentario