lunes, 25 de mayo de 2015

QUE GRACIA ME HACE...

...Que antes de las elecciones UPyD apenas salia en los telediarios y periódicos, seguramente por un pacto entre medios de prensa, mencionando solamente sus ¡¡¡FISURAS!!! y sus ¡¡¡CAMBIOS TERRORÍFICOS INTERNOS!!!
Como dije en el post anterior, esos movimientos eran común en todos los partidos, pero si lo hacia este partido, era algo atroz.
Ahora anuncian la ¡¡¡DESAPARICIÓN!!! de este partido por todas partes y a viva voz.
Esta clara la viva intención de hacer daño y perjudicar a este partido intencionadamente.

El pueblo ha hablado y ha elegido a sus nuevos representantes, y bueno en un país en el que el PP aunque ha perdido fuerza sigue teniendo gran impulso, en el que la gente sabe quien es Belen Esteban pero no quien fue Concepción Arenal, en el que los programas más populares son «Salvame» y «Hombres, Mujeres y Viceversa»...etc. Es normal que un partido tan adelantado como el de UPyD no gane.

Tras el escrutinio me he topado con varias pullitas tipo "tu partido esta acabado" "bochornoso el resultado" "le cambiareis el nombre al Union Progreso y Desaparición"...etc. Y demás frases que buscan el "jodete fracasado que has perdido". A lo cual, serenamente respondo diciendo que UPyD no es mi religión, ni mi equipo de fútbol, ni mi fanatismo, es tan solo un grupo político formado por personas humanas con el que simpatizo y apoyo por que defendemos los mismos valores y conceptos, y así debería ser con todo el mundo y todos los partidos. No soy como los de Podemos que en el momento en que dices algo en contra de su Líder y Señor empiezan a echar gorgojos por la boca mientras rabiosos niegan las pruebas y evidencias reales (Al igual que si hablas con alguien del PP).

Y añado que las elecciones no es un concurso de popularidad, ni de quien es más guay o esta más de moda. Que UPyD no ha robado, ni estafado, ni se ha aprovechado de nadie, se han mantenido firmes ante la corrupción y los abusos, e incluso han renunciado a los coches oficiales. No tienen nada absolutamente de lo que arrepentirse ni de que avergonzarse. Si la gente no ha querido votarles, es cosa de la gente, no del partido. Yo tengo mi conciencia muy tranquila puesto que mi voto no ha conllevado a mal alguno.

Han luchado en este país y en mi ciudad contra la corrupción dando ejemplo de ello y eso les hace grandes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario