miércoles, 22 de junio de 2016

ME RESULTA MUY CURIOSO...

...Por que los pro-Podemitas, tienen esa necesidad de hacerles publicidad subliminal gratuita al partido.

Conozco a gente de otros partidos y no veo que estén, introduciendo constantemente chascarrillos y simbolitos del partido al que apoyan, cada vez que pueden o tienen que hacer algo.

 En cambio los seguidores (o adeptos) de Podemos veo que tienen esa necesidad de hacerlo.
En un principio pensaba que era casualidad, ya que este partido se ha adueñado (con su buen marketing) de símbolos y frases comunes, como los derivados del verbo "poder".
Pero llegado este momento es preocupante puesto que se trata se trata de autentico fanatismo. 

Como cuando ves que enseguida publican y comparten noticias positivas de ese partido, pero cuando tú les comentas cosas muy graves del mismo: como el de que el nº 2 del partido en Castilla y Leon, Pedro de Palacio Maguregui, es un pederasta; O los polémicos plenos del alcalde de Cartagena, Jose Lopez; O como Pablo Iglesias ensalzaba la vida en el régimen de Venezuela, o el nuevo gobierno se Syriza; O el mismo Pablo Iglesias diciendo una cosa y haciendo otra al poco tiempo... Entre otras muchas cosas. 

Y entonces en lugar de reaccionar diciendo: ¡Oh cielos no tenia ni idea! o ¡Eso me parece bien y estoy de acuerdo!, reacciones que son coherentes con el contexto, se limitan a quedarse callados y a ignorar esos hechos, y es entonces cuando me preocupo, por que veo que no se trata de una elección, si no de un fanatismo, o sectarismo, en el cual el mundo que ofrece ese líder es perfecto y maravilloso y no existe el mal o el error. Y subrayo eso, puesto que actúan de esa manera, como si no existiera en ese partido error o fallo alguno, cuando evidentemente TODO SER HUMANO tiene errores.

El otro día asistí a una charla sobre el "Storytelling", el hecho de contar una historia sentimental y pasional para vendernos un producto, que en la que el moderador aprovechó para leernos partes de la carta propagandística de Podemos como ejemplo. En un principio pensé que lo haría desde el punto neutro, pero resultó que lo hacia desde el apoyo al partido, es decir, otra vez esa manera de actuar haciendo la publicidad subliminal.

Y ahí están todos esos textos en los que la palabra "Podemos" resulta destacada. O los logotipos con el redondel garabateado, o copiando frases y actuaciones famosas en ese partido.

Logotipo de un nuevo programa de Telemadrid

El famoso Tic-Tac de Maduro e Iglesias en un anuncio Infantil.

Otro anuncio en el que la compañía de telefonía Simyo hizo guiños al partido morado,
en él una persona con rasgos que recordaban a Pablo Iglesias pero en guapo vendía su producto acabando con un "Podemos". Al poco tiempo la compañía cambió el anuncio haciendo que su protagonista acabase diciendo "Creemos" y se apresuró en publicitar que hacia un guiño a Jesucristo, obviando el anterior anuncio como si nunca hubiera existido.

El libro "Colorama" que regalaba Fnac a los niños, en los que se ensalza a Podemos.
Articulo completo

No sé, en política siempre hablamos de justicia y de elegir políticos honrados, y entiendo que queramos que gane nuestro partido puesto que pensamos que es lo mejor. Pero llegar a este estremo, esta claro que no es de hombre honrado. Más que las palabras, son los hechos quienes han de hablar, buscar los hechos sin escuchar lo que dicen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario